FOTOGRAFÍA EMOCIONAL DE BODA

Una de las armas más potentes de la fotografía es su capacidad para transmitir emociones al espectador. Una buena imagen tiene que ser capaz por si sola de hacerte sentir lo que refleja, sin importar la técnica que se haya usado para realizarla. Por eso, la fotografía emocional de boda es para mi tan importante. Ya que mi principal objetivo es que cuando os entregue el trabajo terminado os emocionéis al ver vuestras fotos de boda, que os hagan revivir el sentimiento que tuvisteis en aquel momento y os transporten de nuevo a aquel instante.

Una sonrisa...

Un abrazo...

Unas lágrimas...

Todos estos pequeños momentos suelen darse en todas las bodas, siempre tienen algo de especial para sus protagonistas y que creo deben ser la base de un buen reportaje de bodas. Si, las fotos típicas de grupo están bien para regalar a los invitados, pero la esencia de la fotografía nupcial es sin lugar a dudas la de capturar todas estas emociones. Más aún hoy en día donde ya no tenemos las limitaciones de los carretes analógicos y podemos disparar todas las fotos necesarias para conseguir ese "INSTANTE", con mayúsculas.

EL VALOR DE LA FOTOGRAFÍA DE BODA

No hablo del valor económico que pueda tener un reportaje nupcial, ese es otro tema muy diferente. Me refiero al valor sentimental que puede llegar a adquirir el reportaje fotográfico para la pareja. Siempre digo que este valor va aumentando con el tiempo, aunque sea al principio cuando más veces podemos visualizar el álbum, es con el paso de los años cuando realmente somos conscientes de la importancia que tienen todas esas imágenes. Las fotografías son parte de nuestra vida, de nuestras experiencias, son una forma de recordar nítidamente a los que ya no están con nosotros y de ver como el paso del tiempo nos ha hecho ser como somos a día de hoy.

Solo os haré una pregunta: 

¿Me venderíais todas vuestras fotografías que conserváis desde vuestra niñez?

Sé que solo hay una respuesta posible, y por lo tanto sé que habéis entendido lo que os quería transmitir: vuestras fotos no tienen precio.

MI FORMA DE TRABAJAR EN UNA BODA

Cuantas veces habré escuchado decir 'que fácil es tu trabajo, solo tienes que apretar un botón'. 

Realmente lo primero que puedo decirte es que si de verdad piensas eso, yo no soy el fotógrafo que estás buscando. Valoro mucho el trabajo que realizo y para mí es súper importante que las parejas que me eligen para acompañarles en su día también lo valoren. Por esto os voy a contar brevemente como llevo a cabo el proceso de toda una boda, desde al antes hasta el después de la misma.

ANTES DE LA BODA: PREPARACIÓN, CONSEJOS Y PREBODA

Te ha pedido la mano, una velada romántica y perfecta que da comienzo a una larga pero ilusionante preparación que culminará en un día que esperaréis con infinita ilusión. Ya tenéis la fecha y la finca reservadas, llega el momento de buscar un fotógrafo para vuestra boda y resulta que estás aquí leyendo esto. 

¿Quieres saber como trabajo?

Soy bastante meticuloso y me gusta tenerlo todo bajo control, por eso aproximadamente una semana antes de la boda me pongo en contacto con vosotros para terminar de concretar todos los detalles, quiero saber todas las sorpresas que vais a hacer en vuestra boda para no poder perderme ni una. Pero realmente todo este trabajo comienza muchos meses antes, cuando nos conocemos y me contáis como queréis organizar la boda para que salga todo perfecto, desde el primer momento me gusta daros todos los consejos posibles con la base de la experiencia que he tenido a lo largo de estos años y así poder ofreceros un asesoramiento totalmente personalizado. Además compartiré con vosotros un documento que he ido rellenando durante todo este tiempo en base a la experiencia para que no cometáis los fallos más típicos en cuanto a la organización de la boda se refiere. Quiero que todo salga perfecto y que cuando la fiesta haya terminado me podáis decir que habéis disfrutado de vuestro día viviéndolo al máximo.

Si a esto le sumamos que habéis contratado una sesión de preboda, nos veremos otra vez más antes del gran día, puede que sea unas semanas o unos meses antes, depende de lo que queráis en vuestras fotos de preboda. Lo único que os puedo asegurar es que pasaremos una divertida tarde de fotos donde podréis soltaros ante la cámara y coger más confianza conmigo. Será la antesala de todo lo que está por venir.

DURANTE LA BODA: DESDE LOS PREPARATIVOS HASTA LA FIESTA

Y por fin llegó el gran momento, los nervios y sensaciones están a flor de piel, todo esta listo y preparado para pasar un día inolvidable.

El día de antes habré dejado el equipo preparado para vosotros: limpieza de la cámara, baterías cargadas, tarjetas formateadas y mochilas cargadas con todos los objetivos que necesitaré. Estoy siempre al día con las novedades en tecnología fotográfica y me gusta siempre contar con el mejor equipo posible, una de las cualidades que exijo que tengan las cámaras con las que trabajo es que tengan doble ranura de tarjeta para asegurarme hacer una copia de seguridad en dos tarjetas de memoria diferentes de cada fotografía que disparo. Es muy difícil que una tarjeta pueda fallar, pero que fallen dos tarjetas es improbable. Además por el mismo motivo llevo también dos cámaras diferentes, no voy a dejar nada al factor suerte en vuestra boda.

Ya en el día B la primera parte son las fotos de los preparativos, siempre acudiré primero con el novio tal y como acordaremos en el planning, donde estaré aproximadamente una hora con él y su familia. Luego será el turno de la novia, con ella estoy un poquito más de tiempo, en torno a la hora y media ya que suele tardar un poquito más en preparase, además de que también me gusta captar algunos detalles del maquillaje. 

Tras terminar con los preparativos saldré hacia la iglesia en el caso de que vuestra ceremonia sea religiosa o hacia la finca en el caso de que sea civil. Lo haré con tiempo, contando que tenga que buscar aparcamiento para llegar siempre antes que la novia, no me puedo perder su llegada en el coche acompañada del padrino. La ceremonia comienza y aquí necesito que os olvidéis por completo de mí, disfrutad del momento y no os preocupéis porque yo estaré cerca capturando todos los detalles posibles.

Una vez finalizada la ceremonia nos iremos a hacer las fotos de exteriores, siempre procurando tardar lo menos posible para que podáis aprovechar el cóctel con los vuestros. En caso de que hayáis contratado una sesión de postboda, esta parte la reduciremos al máximo justamente para que no os perdáis ni un minuto del cóctel. 

Ya en el cóctel aprovecharé para hacer fotos de ambiente y tendremos también un ratito para las fotografías de grupos. Luego durante el banquete no haré fotos de la gente comiendo, pero si estaré atento de todas las sorpresas que puedan ir dándose para que no os quedéis sin una sola fotografía importante. En la sobremesa volveré a la carga, pues suele ser un momento que da mucho juego con los invitados.

Y por último vuestro baile nupcial y la fiesta, sin duda la parte más divertida de la boda y de donde saldrán las fotos más locas de todo el reportaje. Cuando vea que tengo material suficiente, que suele ser aproximadamente en una hora de fiesta, guardaré el equipo y daré la boda por finalizada.

Pero mi trabajo aún no habrá terminado...

DESPUÉS DE LA BODA: SELECCIÓN, EDICIÓN, POSTBODA Y MAQUETACIÓN

Toca volver a casa tras la boda, con suerte en una media horita llegaré, en otras ocasiones puedo tener unas 2 horas de vuelta, más de ese tiempo prefiero hacer noche en el lugar del evento. Nada más llegar a casa lo primero que hago es copiar todas las fotografías de la boda en el ordenador para hacer inmediatamente después dos copias más en discos duros externos, en este momento llegamos a las cinco copias de seguridad en total: la del ordenador, las dos de los discos duros y las otras dos que comentaba al principio en las tarjetas de memoria.

Los días siguientes llega el trabajo más duro mentalmente hablando, que es el de la selección de fotos. Repasaré una por una entre las 3000 y 5000 fotografías que puedo realizar en una boda completa para dejar hecha una selección con lo mejor de lo mejor, eliminando todas las fotografías que hayan podido salir mal, repetidas por las ráfagas, movidas o desenfocadas. Al final queda una selección que refleja perfectamente lo que fue vuestro día, pero que todavía le queda la parte más importante: la edición.

En la edición daré a las fotografías mi toque personal, es otra de las partes que lleva más tiempo, pero a diferencia de la selección, esta la disfruto mucho más, sobre todo cuando llega el momento de entregaros las fotos y puedo ver en vuestras caras como revivís vuestra boda gracias a las imágenes. A diferencia de otros fotógrafos, he llegado a escuchar que algunos tardan hasta un año en entregar las fotos, yo doy un plazo máximo de entrega de 3 meses, aunque lo normal es que en un mes estén listas o incluso con suerte cuando volváis de la luna de miel. Con los años he definido muy bien mi flujo de trabajo haciéndolo muy eficiente.

Por último es el turno de maquetar el álbum, aquí podré tardar más o menos dependiendo de si habéis contratado postboda, ya que en la mayoría de las ocasiones incluimos las fotos de esa sesión en el álbum, por lo que hay que esperar a hacerla. La maquetación del álbum la hago primeramente a mi gusto, pero seréis vosotros quienes luego la reviséis para hacer los cambios que consideréis oportunos y dejarla completamente a vuestro gusto, aunque os iré dando consejos si veo que algo no me cuadra bien. Terminada la maquetación en unas 4 semanas tendréis vuestro álbum y podremos dar por cerrado el reportaje de la boda.

Como habéis podido comprobar, no se trata solo de 'darle a un botón'

Por lo tanto después de haber leído esto, me gustaría hacerte una pregunta sencilla...

¿QUIERES QUE SEA EL FOTÓGRAFO DE TU BODA?

MIS FOTOGRAFÍAS DE BODA

Pos último os dejo un video con una selección de algunas de mis mejores fotos de boda, por supuesto con las miles de fotos que tengo en mis archivos es muy complicado hacer una selección, pero a grandes rasgos el video resume muy bien mi trabajo de fotografía emocional de boda.

 He leído y acepto la política de privacidad
Hay un problema en la verificación del envío. Inténtelo de nuevo más tarde
El tiempo de espera para enviar el mensaje se ha agotado. Es necesario recargar la página y rellenar de nuevo el formulario
Es necesario rellenar todos los campos marcados con *
Se ha producido un problema en el envío del mensaje. Puede intentarlo más tarde
El email proporcionado no es válido
Debes aceptar la política de privacidad
El mensaje se envió correctamente. Muchas gracias
Un momento por favor...
Enviar
696 23 14 14
Av. de Logroño 335 28042 Madrid
Tratamos la información que nos facilitas con el fin de atender lo mejor posible a tus necesidades. Los datos proporcionados se conservarán mientras que dure la relación comercial y mientras sea necesario para cumplir con las obligaciones legales. Entiendo que los datos suministrados en el presente formulario de contacto serán utilizados única y exclusivamente para dar respuesta a mi duda, sugerencia o petición. No serán cedidos a terceros ni utilizados con otras finalidades salvo en caso de obligación legal. Tienes derecho a consultar, rectificar o eliminar tus datos personales cuando ya no sean necesarios, contactando con nosotros en info@artesanodelaluz.com // tel. 686 54 94 84. El responsable del tratamiento es David Gimeno Redondo.

FINCAS DE BODAS

Hacienda Jacaranda

Finca los Rosales de Aranjuez

Quinta de Jarama

Finca Peñarrubia

Ver más...

LUGARES PARA TU BODA

Toledo

Asturias

Ciudad Real

Segovia

Ver más...

LAS MEJORES POSTBODAS

Postbodas en la playa

Postboda en el bosque

Postbodas especiales

Postbodas en la ciudad

Ver más...

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Boda en la Casona de Torrelodones 

Boda en la Casona de Torrelodones 

Boda en la Casona de Torrelodones 

Boda en la Casona de Torrelodones 

Ver más...

Artesano de la Luz - Fotografia artística de bodas
© Artesano de La Luzcreado en Bluekea