Boda en La Ventilla del Escribano – Soraya & Luismi

Han pasado ya muchos años desde que empecé con las bodas, miles de fotografías han pasado por mis ojos, pero todavía recuerdo perfectamente esos primeros reportajes y por ello siempre que tengo que realizar una boda en La Ventilla del Escribano es algo especial para mi, ya que mi primera boda como fotógrafo de bodas profesional la hice en esta preciosa finca de la localidad toledana de Maqueda.

PREPARATIVOS DE LA BODA EN MAQUEDA

En esta ocasión comencé con los preparativos en casa de la novia, ya que Luismi no se animó con esta parte de sus fotos. Soraya me esperaba en casa de sus padres acompañada de ellos y de su hermana. Cuando llegué, Soraya estaba con la maquilladora, la cual estaba dándole los últimos retoques con los pinceles antes de empezar a vestirse. Yo aproveché esos momentos para hacer las fotos de los detalles y algunas del maquillaje aprovechando la suave y bonita luz que entraba por la ventana.

Ibamos muy bien de tiempo, y eso lo notamos en la tranquilidad que había en la casa, dentro de los nervios propios por ser un día tan especial, lo cual me permitió hacer las fotos con una relativa tranquilidad, aprovechando bien todos los momentos mientras Soraya se vestía ayudada por sus padres y su hermana.

Maquillaje de novia
Poco a poco iban llegando a la casa familiares y amigos que hicieron que el ambiente fuese aun más acogedor y familiar si cabe. Soraya estaba rodeada de todos sus seres queridos, su sonrisa delataba el momento de felicidad que estaba viviendo. Ya preparada con su precioso vestido blanco, hicimos algunas fotos más, estaba radiante.

Antes de salir hacia La Ventilla del Escribano hicimos una parada en casa de su abuelo, todos los vecinos estaban expectantes esperando la salida de Soraya. Las fotos con su abuelo fueron muy especiales, ya que él no podía asistir a la boda por su estado de salud… cuando vio a su nieta vestida de novia se le saltaron las lágrimas de la emoción, para mi fue uno de los momentos más emotivos de la boda, y eso que hubo muchísimos más.

CEREMONIA CIVIL EN LA VENTILLA DEL ESCRIBANO

Sin más dilación, dejamos la casa de Soraya y nos pusimos camino hacia la finca, que estaba a escasos 5 minutos en coche. Todo estaba listo para celebrar la boda en La Ventilla del Escribano, Luismi hacía la entrada junto a su madre para pasar a esperar impacientemente junto con el resto de los invitados la llegada de la novia.

Por suerte Soraya no se hizo de rogar mucho y pronto apareció para gozo de todos los presentes. El día que teníamos era espectacular, una mañana de mayo soleada con una temperatura muy agradable para todos. La Ventilla del Escribano estaba engalanada con sus mejores juegos florales, regalándonos un escenario mágico para un momento único en la vida de nuestros enamorados.

Y por fin sonó la música que anunciaba la esperada llegada de Soraya, que caminó agarrada al brazo de su padre hasta el altar donde la esperaba Luismi… no os podéis imaginar la cara de este al verla llegar, resplandeciente con su precioso vestido y blanca sonrisa. En sus caras se reflejaba perfectamente ese momento tan especial e intenso que sintieron durante el breve pero largo recorrido que hizo Soraya hasta llegar a los brazos de Luismi.

La ceremonia dio por fin comienzo, una ceremonia que no fue muy larga pero si muy personal y emotiva, ya que participaron en ella los familiares y amigos más cercanos de la pareja, dedicándolos unas palabras que hicieron que hasta el más duro de los invitados no pudiese evitar emocionarse, estoy seguro de que faltaron pañuelos en la ceremonia.

La boda en La Ventilla del Escribano estaba yendo sobre ruedas, todo iba a la perfección. Y tras el intercambio de alianzas y darse oficialmente el “si quiero” que les convertía en marido y mujer, se dispusieron a recorrer la alfombra roja bajo la lluvia de arroz y confeti que les estaba esperando en manos de todos sus invitados, que no se cortaron en lanzarles todo lo que tenían en la mano.

Tras los abrazos y felicitaciones de todos sus allegados, salimos de la finca para coger el coche e irnos a hacer las fotografías de pareja.

Boda en La Ventila del Escribano

FOTOS DE BODA EN MAQUEDA: UN ESCENARIO DE LUJO

Los novios tenían claro donde querían hacerse el reportaje de fotos de pareja, Maqueda conserva rincones muy bonitos entre sus calles, y teníamos tres paradas concertadas: el Castillo de la Vela, la Iglesia Parroquial de Santa María de los Alcázares y la Torre de la Vela.

Comenzamos con el Castillo de la Vela como escenario, pero desde la parte baja de la ciudad, para meterlo en las fotografías como fondo en un marco incomparable. Luego pusimos rumbo a la Iglesia Parroquial de Santa María de los Alcázares de Maqueda, donde hicimos un par de fotos más bajo sus arcos, que eran las puertas de una antigua muralla. Por último hicimos la parada en la Torre de la Vela, donde no solo aprovechamos la propia torre sino también una vieja puerta de madera de un corral que se veía ya abandonado.

Tras terminar con el reportaje de fotos en Maqueda, hicimos una pequeña y última parada en el bar que frecuentan Soraya y Luismi para saludar al dueño y los empleados que conocían, y los cuales nos invitaron a unos helados botellines que nos sentaron a todos como cerveza de mayo, nunca mejor dicho. Tras esto volvimos a La Ventilla del Escribano donde nos esperaba el cóctel de la boda.

Boda en Maqueda

CELEBRACIÓN DE LA BODA EN LA VENTILLA DEL ESCRIBANO POR TODO LO ALTO

Ya de vuelta en la finca de La Ventilla del Escribano, comenzamos con las fotos del cóctel. Los invitados estaban muy animados, disfrutando del solecito mientras degustaban los deliciosos entrantes mientras se refrescaban con unas cervezas que entraban solas. Durante el cóctel aprovechamos también para hacer las fotos de grupo, pero ajustando bien el tiempo para que los novios pudiesen disfrutar de la comida con los suyos, que a fin de cuentas es lo más importante en el cóctel de tu boda.

Terminado el cóctel, los invitados fueron pasando al interior del salón donde se celebraría el banquete, todo estaba listo para comenzar con la comida en cuanto los novios entrasen por el portón hasta la mesa presidencial, no sin antes brindar junto a sus padres y el resto de los invitados.

El banquete fue un no parar de sorpresas y momentazos, los invitados lo dieron todo, hubo varios bailes entre plato y plato con coreografías incluidas que animaron aún mas si cabe el ambiente de fiesta que teníamos en la boda… ¡¡y todavía faltaba un montón!!

La sobremesa también estuvo cargada de un montón de momentos buenísimos, la gente estaba muy animada y os chupitos empezaban a caer solos. Muchísimas fotos entre medias y ya todos con muchas ganas de fiesta y de bailar, el DJ ya estaba preparado en la zona del baile y los invitados fueron poco a poco saliendo del salón.

FIESTÓN CON LUISMI Y SU BANDA DE ROCK: VERSIÓN VINILO

Y comenzó la barra libre y la fiesta, los primeros bailes empezaban a caer y los novios habían preparado un montón de sorpresas para este momento: un candy bar con un montón de chucherías y repostería para los más pequeños y para los que se habían quedado con hambre, un puesto de palomitas recién hechas, un kit de supervivencia para poder superar la resaca del día siguiente, y por supuesto un fotomatón de bodas donde los invitados podrían hacerse las fotos más locas y divertidas del día.

Pero sin duda alguna, la guinda del pastel se la escondía Luismi en la manga. Él toca en un grupo de rock, Versión Vinilo, junto a unos amigos y la ilusión en su boda era darlo todo y tocar la guitarra eléctrica junto con su grupo. Así que os podéis imaginar el fiestón que se vino, el mejor rock de los 80 y los 90 en una boda rockera 100%. Os puedo asegurar que allí todos se dejaron el cuerpo y el alma en la pista de baile, fue una fiesta rockera por todo lo alto de la que estoy seguro que ninguno de los invitados olvidará.

Boda en La Ventila del Escribano

Bueno chicos, fue un placer poder acompañaros en un día tan especial. Da gusto cuando todo sale tan bien que la única pega es que el día se pase tan rápido. Ahora todo está en los recuerdos y en las fotografías que hacen que esos recuerdos se sientan más vívidos si cabe. Muchas gracias por confiar en mi, y espero volver a veros pronto, un abrazo enorme de vuestro fotógrafo

Esta entrada fue publicada en Bodas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *