Postboda en el Monasterio de Piedra – Patri & David

Hace 14 años que visité por primera vez el Monasterio de Piedra. Sus senderos y sus cascadas me impresionaron tanto que tuve seguro que volvería más veces, y de hecho, he vuelto en innumerables ocasiones. Lo que no llegué a pensar es que un día podría hacer una postboda en el Monasterio de Piedra: un pequeño sueño que tuve desde que empecé a hacer bodas y que no pude cumplir hasta que Patri y David se lanzaron a la aventura.

Postboda en el Monasterio de Piedra

EL MONASTERIO DE PIEDRA: UN OASIS EN LA PROVINCIA DE ZARAGOZA

Antes de nada, quiero contaros un poco sobre este bello rincón de Aragón. Esta situado en el municipio de Nuévalos, en la provincia de Zaragoza. Consta de dos partes: el monasterio  del S.XIII de estilo circense y el parque natural, donde podremos recorrer junto al río Piedra sus preciosas aguas y grandes cascadas.

De verdad, si todavía no conocéis este sitio os ánimo a hacerlo cuanto antes, esta a poco más de dos horas de Madrid y se puede ir y volver en el día sin problemas, aunque también tienen un hotel en el propio monasterio, toda una experiencia si queréis disfrutar de un fin de semana de desconexión.

 

LA “LOCURA” DE HACER UNA POSTBODA EN EL MONASTERIO DE PIEDRA

Pues si, fue un poco locura, porque el plan que tenía con Patri y David era completamente distinto, nuestro objetivo era subirnos a Asturias y hacer la sesión de fotos allí. Sin embargo después de haber cerrado la fecha, la climatología en el norte no auguraba nada bueno y decidimos cambiar el plan casi en extremis. Comentamos distintas opciones y al final tomaron una decisión muy acertada: hacer su postboda en el Monasterio de Piedra.

Y que gran decisión, se juntaron todos los factores para hacer esta sesión de postboda perfecta: unos novios que disfrutan delante de la cámara, un escenario de cuento, una luz mágica y encima la suerte de pillar el otoño en el parque en pleno apogeo. ¿Qué más se puede pedir?

Postboda en el Monasterio de Piedra

FOTOS DE POSTBODA OTOÑALES EN UN LUGAR MÁGICO

Patri y David viven en Salamanca, por lo que decidieron aprovechar y quedarse un par de días en el monasterio de Piedra. Yo salí de casa el mismo día de la sesión con la idea de llegar y ponernos al lío con las fotos.

La senda del parque consta de unos 5km en un ruta circular, a paso ligero se puede hacer en una hora, pero para disfrutar del paisaje se suele utilizar más tiempo, si además vamos haciendo una sesión de fotos de postboda, os podéis imaginar que este tiempo se alarga aún más. No recuerdo cuanto tiempo estuvimos, pero lo aprovechamos al máximo, casi hasta que se nos fue la luz.

Hicimos el recorrido parando en los rincones más bonitos y emblemáticos del parque como el Baño de Diana y su impresionante cascada Caprichosa, protagonista junto a Patri y David de la primera foto de este artículo.

 

Tampoco nos dejamos la famosa cascada Cola de Caballo, con más de 50 metros de altura y el tesoro que oculta tras de ella: la Gruta Iris, donde menos mal que llevábamos paraguas preparados, porque casi salimos bañados. Sin embargo, como veréis las fotos, mereció la pena mojarnos un poco.

Por último, otro de mis lugares favoritos del parque, el Lago de los Espejos, estaba cerrado por obras… esto no se lo digáis a nadie, pero nos colamos para hacer algunas fotos más en esta zona. Una vez más mereció la pena correr el riesgo de que nos echaran la bronca.

Tras salir del parque, ya con el crepúsculo llevándose las últimas luces del día, hicimos una pequeña parada en el claustro del monasterio para hacer un par de fotos más y así dar por finalizada la sesión de postboda.

Postboda en el Monasterio de Piedra

UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE

Chicos, ya os lo dije en su momento, pero una vez más quiero daros las gracias por darme la oportunidad de haber hecho vuestra postboda en el Monasterio de Piedra, llevaba muchísimo tiempo deseando ir con una pareja vestidos de novios al parque.

Nos veremos pronto, no se si primero para daros vuestro álbum o en la boda de Rebeca y Luis. David, no te pongas celosón cuando me veas de fotógrafo en otras bodas (jeje esto me dejó marcado), que siempre tendré un hueco especial en el corazón para vosotros =)

Un abrazo enorme para los dos desde la distancia, es lo que tiene escribir el artículo en tiempos del coronavirus, ¡¡cuidaros mucho!!

Postboda en el Monasterio de Piedra Postboda en el Monasterio de Piedra

Esta entrada fue publicada en Postbodas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *